Menopausia: todo lo que debes saber

Consejos para la menopausiaLa llegada del proceso biológico de la menopausia supone la deshidratación y pérdida de firmeza del cutis. Es la hora de actuar. Antesala de una segunda edad adulta, esta fase no está en absoluto reñida con el atractivo y la seducción.

El esfuerzo de las mujeres por mantenerse en forma está dando sus frutos y, dado que la esperanza de vida de las españolas se sitúa ya en los 84 años, es evidente que la etapa menopáusica y los años posteriores constituyen más de una tercera parte de la vida que, siempre que se pueda, hay que vivir plenamente.

La aparición de la menopausia suele darse hacia los 50 años. Este paso entre la etapa reproductiva y la no reproductiva de la mujer, comienza en realidad alrededor de los 47 años con los primeros sofocos y sudoraciones; pero además de estos y otros problemas fisiológicos (riesgo cardiovascular, osteoporosis, etc.), en la piel de la mujer madura se notan también los efectos de este cambio hormonal.

Como apunta la ginecóloga Carmen Pérez Novo en su libro El sexo sentido, una piel envejecida y mal preservada no acorta la vida de nadie pero, en ocasiones, puede afectar el estado de ánimo y convertirse en una preocupación para algunas personas.

Cómo es el proceso de la menopausia

– Se ralentiza la renovación celular por la bajada en picado de la producción de estrógenos y progesterona.

– Se adelgaza pero no donde todas quisiéramos: la piel se va afinando y pierde elasticidad debido a los cambios morfológicos del colágeno, la fibra sostén de la dermis. Estas fibras, largas y suaves, empiezan a enroscarse y a perder flexibilidad.

– Disminuye el film hidrolipídico y el contenido de agua. La piel tiende a deshidratarse y, si no se cuida bien, se profundizan las arrugas. El óvalo del rostro se hace menos preciso.

– La piel pierde luz y pueden aparecer rojeces difusas.

– El sol es más temible que nunca, los melanocitos producen menos y peor melanina, la piel se broncea de forma irregular y surgen las indeseables manchas.

Cuándo empieza

El proceso de envejecimiento comienza en torno a los treinta y pocos años: los niveles de estrógenos empiezan a disminuir y esta carencia ralentiza el metabolismo de los carbohidratos con lo que el azúcar se acumula en la piel. A partir de los 50 años se intensifica el envejecimiento coincidiendo con la menopausia.

Soluciones a tu alcance

– No pierdas las ganas de seguir en la brecha.

– Controla el peso. Una cosa es aumentar unos centímetros y admitir que el cuerpo se va modificando con la edad, y otra cosa bien distinta es empezar a subir de talla a ritmo descabellado. Las oscilaciones de peso afectan a la moral y agravan la flaccidez.

– Si eres partidaria de los retoques quirúrgicos es el momento de decidirse.

– En general son buenos los productos que contienen colágeno y aquéllos que suavizan las arrugas.

– Es el momento de acudir con cierta regularidad a los centros de estética. Los tratamientos faciales para pieles maduras son decisivos para tener la piel en buen estado.

– El uso de protectores solares es fundamental.

– Los tratamientos actuales con estrógenos naturales producen cambios morfológicos en la piel envejecida.

– Busca cosméticos que estimulen la síntesis de colágeno, que incrementen el espesor de la epidermis para aumentar su resistencia a las agresiones externas.

Escribir un Comentario