Cuida tu piel mientras duermes: cronobiología

sueño plácidoAunque la mejor cura de belleza la produce un buen sueño, los beneficios se superan con creces aplicando un producto que actúe sobre el funcionamiento de la piel y aporte los elementos de los que carece.

Las células están programadas por relojes biológicos y realizan sus funciones en un ciclo regido por sus propios biorritmos (de 24 horas). Si no ?duermen? las horas necesarias, se entorpece el proceso natural de regeneración celular.

La cronobiología, es una ciencia que estudia los ritmos biológicos, constata también que entre las 19 y las 23 horas, la piel alcanza un pico de irritabilidad y es cuando pueden aparecer manchas rojas y manifestaciones reactivas. Por la noche, durante el sueño, la piel se recupera.

Mientras todos los órganos del cuerpo entran en un estado fisiológico caracterizado por el relajamiento muscular, y se ralentizan los sistemas circulatorios (sanguíneo y linfático) y respiratorio, la piel no baja la guardia y, sobre todo, durante la madrugada, realiza su mayor actividad reparadora.

Las cremas nocturnas persiguen los niveles máximos de actividad y liberan sus activos cuando las células están en pleno rendimiento. Los activos penetran mejor encapsulados en vehículos como los liposomas, microesferas, o nanoesferas que van liberando su contenido durante la noche.

Escribir un Comentario