Consejos para un buen baño

Cuarto de bañoCada vez son más los partidarios de utilizar la bañera para dejar volar la mente y liberar tensiones. El cuarto de baño ya no es sólo una habitación destinada exclusivamente a la higiene corporal.

El cuarto de baño está en plena evolución como ocurrió con la cocina hace una década. Como en un moderno espacio de puesta en forma (los llamados spa), van entrando en la intimidad doméstica los elementos más beneficiosos de la balneoterapia (la ducha múltiple, el jacuzzi, la bañera de hidromasaje, la aromaterapia, etc.).

Esta habitación de la casa se decora con nuevos criterios estéticos (fotos de vacaciones, retratos, libros), con colores y perfumes que alientan los sentidos. Y sigue creciendo el concepto de relajar el cuerpo y el espíritu de la mano, casi siempre, de los aceites esenciales.

Una buena higiene corporal tendría que eliminar las bacterias pero sin afectar el equilibrio de la piel. Sin embargo algunos productos de limpieza de poca calidad pueden llevar sustancias sintéticas poco aconsejables para la piel.

Consejos para un buen baño

– La limpieza asociada a la higiene es un concepto de finales del siglo XVIII, época en la que aparecen los primeros baños (generalmente colectivos) en las viviendas. Después de la Primera Guerra Mundial el fenómeno se masifica.

– Antes del gel fue la modesta pastilla de jabón el instrumento de higiene más común.

– Las modas afectan también a las cuestiones de aseo, como cuando se restregaba la piel hasta el ensañamiento con jabón recio y de alto poder antiséptico; pronto se dieron cuenta de que esta encarnizada limpieza provocaba una deshidratación por el arrastre de lípidos y por los cambios en el pH, que pasaba a ser más alcalino, dando lugar a una epidermis más fragilizada.

Como norma general hay que optar por productos que tengan un pH neutro (5,5) con respecto a la piel para no quitar ni poner acidez al manto lipídico natural que la protege.

– La piel se renueva de forma constante; el manto hidrolipídico que la recubre (mezcla de restos celulares, secreciones sudoríparas y sebáceas) tiene propiedades hidratantes y emolientes, y cualquier producto que apliquemos se incorpora a esta emulsión natural que le sirve de vehículo en su conexión con el organismo.

– Para evitar la deshidratación conviene usar lociones o cremas que devuelven a la piel su tasa de hidratación natural.

Escribir un Comentario